quarta-feira, 1 de outubro de 2014

ESBOÇO DE AULA PARA ESCOLA BÍBLICA DE OBREIROS NO EQUADOR



LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN TEOLÓGICA EN LA FORMACIÓN DEL OBRERO Y PARA EL PLENO EJERCICIO DEL MINISTERIO CRISTIANO

Introducción

La Teología, desde los primeros intentos y acciones de los padres de la Iglesia en expandir conceptos, la sistematización en la edad Media, pasando por su papel fundamental en la Reforma Protestante, por su importancia en los Grandes Despertares, y para el actual Movimiento Pentecostal, continua contribuyendo de una manera bastante relevante para el desenvolvimiento del ser, saber, convivir y hacer cristianos, en su dimensión, profundidad, esencia y propósito.

1 – Definición de Teología

Teología es la ciencia de Dios y de las relaciones entre Dios y el universo. El término se deriva del griego θεóς, trad. theos = "divinidad" + λóγος, logos = "palabra", por extensión, "estudio, análisis, consideración, discurso sobre alguna cosa o algo".


2 – Objetivo de la Teología


El objetivo de la Teología es la confirmación de los hechos que hablan con respecto a Dios, las relaciones entre Dios y el universo, y la presentación de los referidos hechos en una unidad racional, por medio de un sistema elaborado.

3 – Posibilidad de la Teología

El estudio teológico es posible en razón:

- De la existencia de un Dios que interactúa y se relaciona con su creación
- En la capacidad cognitiva de la mente humana de conocer a Dios y algunas de las tales relaciones (Sl 34.8)
- En la provisión de medios por los cuales Dios se coloca en contacto real con la mente, ósea, por revelación (Jr 24.7; Ef 1.18)

4 – Necesidad de la Teología

La necesidad de la Teología se basa:

- En el instinto organizador de la mente humana, que no soporta convivir en confusión o aparente contradicción de los hechos conocidos, buscando siempre la armonización y unificación de los conocimientos adquiridos por medio de la reflexión crítica.

- En el desenvolvimiento del carácter cristiano. Cuanta más firmeza y seguridad doctrinaria, más piadoso, íntegro y firme será el carácter humano (ética). El saber (epistemología) se manifiesta concretamente en el ser (ontología) y en el  hacer (praxis). Testimonio implica el decir y proceder de acuerdo con lo que se dice.

- En la importancia de fundamentos bíblicos y doctrinarios bien definidos para el predicador y enseñador cristiano, que tiene la responsabilidad de manejar bien la palabra de verdad (2 Tm 2.15), la espada del Espíritu (Ef 6.17). En el manejo correcto están implícitos los principios que nortean la interpretación y la exposición bíblica (Hermenéutica e Homilética)

- En la propagación del Evangelio, mediante el análisis de estrategias y métodos adecuados, fundamentados en estudios bíblicos, sociológicos y antropológicos, así como en la comisión y dirección del  Espíritu (Hechos 13.1-4ss; 16.6-10)

5 – Divisiones de la Teología

Básicamente la Teología se divide en:

- Teología Bíblica: Tiene como meta el orden y clasificación de los hechos revelados limitándose a las Escrituras como su material y tratando la doctrina únicamente en la medida en que ella se desenvolvió hasta el fin de la era apostólica.

- Teología Histórica: Muestra el desenvolvimiento de las doctrinas bíblicas desde el tiempo de los apóstoles hasta nuestros días y nos demuestra los resultados o implicaciones de este desenvolvimiento en la vida de la iglesia.

- Teología Sistemática: Se apropia del material provisto por las Teologías Bíblica e Histórica, y poseyendo este material, busca construir un edificio doctrinario orgánico, conexo y consistente de nuestro conocimiento de Dios y de sus relaciones con la totalidad de su creación natural y espiritual.

- Teología Práctica: Se trata de un sistema de verdades que sirve como medio de renovación y santificación del hombre, así como de la búsqueda por una práctica cristiana y eclesial transformadora y bíblica. Se puede incluir aquí la Homilética, la Teología Pastoral, la Ética Cristiana, la Liturgia y Culto Cristiano, etc.

6 – Requisitos para el Estudio de la Teología

El estudio teológico requiere:

- Disciplina mental, que implica paciencia en la colecta de datos, hechos,  continua reflexión para juzgamiento final y conclusiones a la luz de las Sagradas Escrituras.

- Conocimientos generales mediante interacción con las ciencias físicas, mentales, morales y demás.

- Conocimiento de las lenguas originales de la Biblia (hebreo, arameo y griego)

- Temor a Dios (Sl 25.14; Rm 12.2)

-  Iluminación del Espíritu (1 Co 2.11-12)

Para el estudiante no hay ningún camino privilegiado que conduzca a la verdad; el único es el mismo del inculto; es el de la regeneración y de la gradual iluminación a través del Espíritu Santo; sin él, la teología no es solo una piedra fría, sino también un peligroso veneno”. (Prof. Beck de Tübingen)

Referencia Bibliográfica:

STRONG, Augustus H. Teologia Sistemática. São Paulo: Editora Teológica, 2002. V. I

Altair Germano – 1º Vice-Presidente da IEADALPE, Vice-Presidente del Consejo de Educación y Cultura de la CGADB, Miembro del Directorio Administrativo de la Sociedad Bíblica de Brasil, es licenciado en Pedagogía, posee especialización en Educación Cristiana y Psicopedagogía, Magister en Teología con especialización en Ministerio y Liderazgo, es conferencista y escritor.

Tradução: Adriana Jeaneth Riofrio Palácios


Nenhum comentário: